Directoras: Alcira Daroqui y Silvia Guemureman

logo face

El GESPyDH orienta sus investigaciones a problematizar la tensión entre el sistema penal y los derechos humanos. El objeto específico de indagación del Grupo es el funcionamiento del sistema penal en su conjunto: cárcel, justicia y policía son los objetos abordados por excelencia. Focalizamos nuestra mirada en la vigencia/respeto/vulneración/contradicción/dualidad de las prácticas y discursos del sistema penal en relación a los derechos humanos de las personas que el mismo “captura” a través del despliegue de sus diferentes agencias, en el marco de un estado democrático de derecho.

En cada una de las áreas mencionadas las coordinadoras del Grupo han promovido estudios, realizado publicaciones, hecho comunicaciones para diversos eventos académicos y formado recursos humanos.

socal2

Presentación del Informe Anual 2013 del Registro Nacional de Casos de Tortura y/o Malos Tratos. 

Jueves 30 de Octubre // 18hs. // Salón Eva Perón del Senado de la provincia de Buenos Aires -calle 7 esq. 49 -La Plata // 

unnamed

linea

Presentación del GESPyDH en la EXPO IIGG. Miércoles 29 de Octubre, 13.30-15.30hs, en la Sala de reuniones del Instituto de Investigaciones Gino Germani. 

   EXPO IIGG_gacetilla GESPyDH_OBSER_1   GACETILLA RESUMIDA

Cronograma de actividades: 

Primera actividad. Panel debate: “El desafío de pensar sociológicamente el sistema penal en la Argentina del presente”

En Argentina investigar sobre problemáticas que traten acerca del sistema penal - fuerzas de seguridad- poder judicial, legislación penal y encierro carcelario- se ha planteado siempre como un desafío que debe ocuparse más en resolver los obstáculos que se presentan que en producir los resultados de acuerdo a los objetivos propuestos. Aportes para des-naturalizar el ocultamiento y el oscurantismo que  justifican y sostienen las prácticas y los discursos de las agencias del sistema penal en un contexto de persistencia de violación de derechos humanos y de reproducción sistemática de impunidad en la Argentina del presente.

Expositoras/es: Carlos Motto, Ana Laura López y Natalia Debandi.

Coordina: Silvia Guemureman.

Segunda Actividad: “La universidad pública y el compromiso con la defensa de los derechos humanos”

La producción científica para el diseño de políticas de intervención en relación a las prácticas de fuerzas de seguridad y custodia y la violación sistemática de derechos humanos en el presente. Presentación de Resultados de Investigación: el Registro Nacional de Casos de Torturas y su inscripción en el marco del Proyecto De Desarrollo Técnico y Social (PDTS). Investigación a cargo del GESPyDH- para el Organismo adoptante: Procuración Penitenciaria de la Nación.

Expositoras/es: María del Rosario Bouilly, María Jimena Andersen y Hugo Motta.

Coordina: Alcira Daroqui.

 Instituto de Investigaciones Gino Germani, Uriburu 950 6to Piso (CABA),

Miércoles 29 de Octubre. Sala de Reuniones. 13.30hs-15.30hs.

linea

Se encuentra disponible el Informe Anual 2013 del Registro Nacional de Casos de Tortura y/o Malos Tratos. 

Este informe 2013 presenta los resultados y aspectos contextuales más relevantes obtenidos en la tarea del Registro de Casos de Tortura y/o Malos Tratos, para los ámbitos Federal-Nacional y de la Provincia de Buenos Aires durante el tercer año de implementación del Registro, comprendido entre enero y diciembre de 2013.

Los relevamientos realizados por la Procuración Penitenciaria de la Nación y el Comité contra la Tortura de la Comisión Provincial por la Memoria durante el año 2013 registraron un total de 1.151 víctimas de torturas y malos tratos. El trabajo de campo del RNCT se realizó en 8 unidades penales y 1 alcaidía penitenciaria del Servicio Penitenciario Bonaerense, en 1 instituto de menores de la Provincia de Buenos Aires, y en 8 unidades penales del Servicio Penitenciario Federal. Además se incorporaron casos de 23 centros de detención penitenciaria y no penitenciaria de la Provincia de Buenos Aires y 10 federales. El relevamiento con instrumentos propios del registro aportó los relatos de 227 víctimas en el ámbito bonaerense y de 174 en el ámbito federal y nacional, a las cuales se incorporaron 43 casos a partir de información de las planillas de intervención del Comité contra la Tortura de la CPM, y además se incorporó la información de 707 víctimas aportadas por el Procedimiento de Investigación y Documentación Eficaces de Casos de Tortura y Malos Tratos (PIyDECTyMT).

Como de los años 2011 y 2012, se presenta también en el informe los lineamientos conceptuales, jurídicos y metodológicos del primer Registro Nacional de Casos de Tortura y/o Malos Tratos (RNCT), creado en la República Argentina en el año 2010 por acuerdo inter-institucional entre la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires (CPM), la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) y el Grupo de Estudios sobre Sistema Penal y Derechos Humanos (GESPyDH) del Instituto Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires.

Descargar Informe Anual 2013 del RNCT

linea

“Castigar y gobernar. Hacia una sociología de la cárcel”, libro de reciente aparición, se encuentra disponible en la oficina del GESPyDH. Consultas escribiendo a gespydh@gmail.com  o via inbox en el facebook del GESPyDH.

Castigar y gobernar. Hacia una sociología de la cárcel. La gobernabilidad penitenciaria bonaerense. cy g

Coordinación editorial: Alcira Daroqui

Autores: Alcira Daroqui, María del Rosario Bouilly, Ana Laura López, Carlos Motto, María Jimena Ander­sen, Hugo Motta y Nicolás Maggio

Este libro es el resultado de una investigación social realizada en el marco del acuerdo inter-institucional entre el Grupo de Estudios sobre Sistema Penal y Derechos Humanos del Instituto de Investigaciones Gino Germani (FCS, UBA) y la Comisión por la Memoria de la Provincia de Buenos Aires a través de su Comité contra la Tortura.

El libro aborda la cuestión de la gobernabilidad penitenciaria partiendo de una caracterización de la cárcel del pre­sente que se inicia destacando dos dimensiones de análisis: el reconocimiento de la ficción del modelo resocializador y la expansión del sistema penal, en particular el encarcelamiento masivo de los últimos 30 años. Entonces se aborda la realidad de una cárcel en la que el castigo despliega su capacidad de producir sufrimiento y dolor, de someter, subordinar y degradar a partir de ejercicios cotidianos de poder que se expresan en las agresiones físicas, el aislamiento, los traslados constantes, las requisas vejatorias y la producción deliberada de malas condiciones de vida en el ámbito del encierro. Ello significa visibilizar un programa de gobierno carcelario sostenido en la producción de crueldad del castigo legal como elemento central de una administración productiva de prácticas que lesionan y lastiman, que humillan y violentan, en un contexto en el que son el orden y la seguridad las claves de la gestión institucional. De esto trata este libro, de una serie de notas que, partiendo de la voz de las personas castigadas y gobernadas en el encierro penal bonaerense, se orientan hacia una sociología de la cárcel que aporte a des-cubrir el sistema de la crueldad.

Dividido en dos grandes partes y un anexo. La Primera contiene la Intro­ducción y luego el Informe general de la investigación, tal cual fue presentado en el año 2010 al CCT-CPM. El Informe cuenta con dife­rentes apartados en los que se desarrolla el análisis de la información relevada en las 13 cárceles que integraron el cronograma de trabajo de campo, a partir de la aplicación de una encuesta a 590 personas dete­nidas, cuyo objetivo central se focalizaba en la indagación sobre el ré­gimen disciplinario-sanciones-aislamiento, los procedimientos de requisa, los mecanismos de traslados y las agresiones físicas institucionalizadas en cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense. Se trabaja sobre el núcleo duro de la violencia institucional más expre­siva. A partir de ese relevamiento cuantitativo se procesó toda la información cualitativa, que no sólo se construyó a partir de las respuestas a cada pregunta -cerrada o abierta- de las personas presas encuestadas, sino también de los registros y notas de las observaciones de campo, entrevistas informales y formales en profundidad tanto al per­sonal penitenciario como a presos y presas, de documentos instituciona­les, de información solicitada al SPB sobre las unidades penitenciarias y la población detenida que integraron los Registros de Campo de cada unidad penal.

La Segunda parte del libro se compone de cuatro capítulos que con­centran la producción de investigadores del GESPyDH en los cuatro años posteriores a la finalización de la investigación y que se vinculan a dos dimensiones distintas. Por un lado, aquella que apunta a la profun­dización en los procesos de análisis y conceptualización sobre los temas que integraban los objetivos de la propia investigación, en este caso el aislamiento y los traslados y la cuestión del gobierno en el ámbito penitenciario. Por otro lado, sobre los temas que se identificaron como emergentes durante el proceso investigativo y fueron indagados en aquel entonces en forma exploratoria, pasando posteriormente a constituir ejes de distintas investigaciones. Se trata de las condiciones de vida en la cárcel, la delegación de la violencia y la tercerización del orden.

El libro además cuenta con un Anexo que incluye dos dimensiones del trabajo. En primer lugar, los registros de campo, que fueron una herra­mienta sustancial en el marco de la investigación, a la hora de relevar e integrar toda la información para proceder a su procesamiento y aná­lisis. Se presenta también una breve síntesis y selección de fragmentos de cada uno, recuperando temáticas ilustrativas sobre cada una de las 13 cárce­les bonaerenses que integraron el trabajo de campo. En segundo lugar, se detallan las distintas producciones (artículos, ponencias, capítulos de libros, etc.) que los investigadores del GESPyDH realizaron durante estos años y que se vinculan de una u otra forma con esta investigación realizada en el año 2008.

linea

  • El jueves 4 de Septiembre a las 18,30hs. presentamos “Castigar y gobernar. Hacia una sociología de la cárcel”, libro de reciente aparición sobre la gobernabilidad en las cárceles bonaerenses. La actividad está organizada por la Comisión Provincial por la Memoria y se realiza en el Pasaje Dardo Rocha. Sala Presidencia. Calle 50 entre 6 y 7. La Plata.

presentacion cct

Disponible aquí, una entrevista sobre el libro realizada a Alicia Romero (coordinadora del Comité contra la Tortura de la CPM) y Charo Bouilly (integrante del CCT y el GESPyDHpor Redacción Andar .

linea

  • La quinta entrega del suplemento especial “La educación en debate” realizada por la UNIPE para la edición julio 2014 de Le Monde diplomatique (Cono Sur), problematiza la educación en contextos de encierro. El suplemento incluye entrevistas a las compañeras del GESPyDH,  Ana Laura López y Julia Pasín.

Link para leer el suplemento: Cuando el aula es una celda

linea

Link para ver el video: El infierno de las cárceles en Argentina

linea

texto recomendado

Karl Marx y el lugar de los delincuentes en la sociedad

Un texto escrito por el filósofo alemán entre 1860 y 1862 y editado de modo póstumo, como apéndice de “Teorías de las plusvalías”, bajo el título de “Concepción apologética de la productividad de todas las profesiones”.

El filósofo produce ideas, el poeta poemas, el cura sermones, el profesor compendios, etc. El delincuente produce delitos. Fijémonos un poco más de cerca en la conexión que existe entre esta última rama de producción y el conjunto de la sociedad y ello nos ayudará a sobreponernos a muchos prejuicios. El delincuente no produce solamente delitos: produce, además, el derecho penal y, con eso, al mismo tiempo, al profesor encargado de sustentar cursos sobre esta materia y, además, el inevitable compendio en que este mismo profesor lanza al mercado sus lecciones como una “mercancía”. Lo cual contribuye a incrementar la riqueza nacional, aparte de la fruición privada que, según nos hace ver, un testigo competente, el señor profesor Roscher, el manuscrito del compendio produce a su propio autor.

El delincuente produce, asimismo, toda la policía y la administración de justicia penal: esbirros, jueces, verdugos, jurados, etc., y, a su vez, todas estas diferentes ramas de industria que representan otras tantas categorías de la división social del trabajo; desarrollan diferentes capacidades del espíritu humano, crean nuevas necesidades y nuevos modos de satisfacerlas. Solamente la tortura ha dado pie a los más ingeniosos inventos mecánicos y ocupa, en la producción de sus instrumentos, a gran número de honrados artesanos.

El delincuente produce una impresión, unas veces moral, otras veces trágica, según los casos, prestando con ello un “servicio” al movimiento de los sentimientos morales y estéticos del público. No sólo produce manuales de derecho penal, códigos penales y, por tanto, legisladores que se ocupan de los delitos y las penas; produce también arte, literatura, novelas e incluso tragedias, como lo demuestran, no sólo La culpa de Müllner o Los bandidos de Schiller, ¡sino incluso el Edipo y elRicardo III! El delincuente rompe la monotonía y el aplomo cotidiano de la vida burguesa. La preserva así del estancamiento y, provoca esa tensión y ese desasosiego sin los que hasta el acicate de la competencia se embotaría. Impulsa con ello las fuerzas productivas. El crimen descarga al mercado de trabajo de una parte de la superpoblación sobrante, reduciendo así la competencia entre los trabajadores y poniendo coto hasta cierto punto a la baja del salario, y, al mismo tiempo, la lucha contra la delincuencia absorbe a otra parte de la misma población. Por todas estas razones, el delincuente actúa como una de esas “compensaciones” naturales que contribuyen a restablecer el equilibrio adecuado y abren toda una perspectiva de ramas “útiles” de trabajo.

Podríamos poner de relieve hasta en sus últimos detalles el modo como el delincuente influye en el desarrollo de la productividad. Los cerrajeros jamás habrían podido alcanzar su actual perfección, si no hubiese ladrones. Y la fabricación de billetes de banco no habría llegado nunca a su actual refinamiento a no ser por los falsificadores de moneda. El microscopio no habría encontrado acceso a los negocios comerciales corrientes (véase Babbage) si no le hubiera abierto el camino el fraude comercial. Y la química práctica, debiera estarle tan agradecida a las adulteraciones de mercancías y al intento de descubrirlas como al honrado celo por aumentar la productividad.

El delito, con los nuevos recursos que cada día se descubren para atentar contra la propiedad, obliga a descubrir a cada paso nuevos medios de defensa y se revela, así, tan productivo como las huelgas, en lo tocante a la invención de máquinas. Y abandonado al campo del delito privado, ¿acaso, sin los delitos nacionales, habría llegado a crearse nunca el mercado mundial? Más aún, ¿existirían siquiera naciones? ¿Y no es en el árbol del pecado, al mismo tiempo y desde Adán, el árbol del conocimiento? Ya Mandeville en su Fábula de las abejas (1705) había demostrado la productividad de todos los posibles oficios, etc., poniendo de manifiesto en general la tendencia de toda esta argumentación:

«Lo que en este mundo llamamos el mal, tanto el moral como el natural, es el gran principio que nos convierte en criaturas sociales, la base firme, la vida y el puntal de todas las industrias y ocupaciones, sin excepción; aquí reside el verdadero origen de todas las artes y ciencias y, a partir del momento en que el mal cesara, la sociedad decaería necesariamente, si es que no perece completamente.»

Lo que ocurre es que Mandeville era, naturalmente, mucho más, infinitamente más audaz y más honrado que los apologistas filisteos de la sociedad burguesa.

Fuente: http://elidentikit.com/2012/08/karl-marx-y-el-lugar-de-los-delincuentes-en-la-sociedad